Elevación frontal con cable de un brazo: guía de ejercicio y técnica correcta

Elevación frontal con cable de un brazo: guía de ejercicio y técnica correcta

Entrenamiento de fuerza

Descubre cómo mejorar la definición de tus hombros con la elevación frontal con cable de un brazo. En esta guía completa, aprenderás la técnica correcta para maximizar tus resultados y evitar lesiones. ¡Potencia tus entrenamientos y alcanza tus objetivos de fitness!

Guía para realizar correctamente la elevación frontal con mancuernas

La elevación frontal con mancuernas es un ejercicio efectivo para fortalecer los músculos del hombro, específicamente el deltoides anterior.

Pasos para realizar correctamente la elevación frontal con mancuernas:

  1. Posición inicial: De pie, con los pies a la altura de los hombros y una mancuerna en cada mano, los brazos colgando a los lados del cuerpo con las palmas mirando hacia dentro.
  2. Ejecución del movimiento: Levanta lentamente las mancuernas hacia adelante, manteniendo los brazos rectos, hasta que estén paralelos al suelo. Es importante mantener el control y no balancear el cuerpo.
  3. Contracción: Haz una pausa en la posición más alta del movimiento para sentir la contracción en el deltoides anterior.
  4. Descenso: Baja las mancuernas de manera controlada a la posición inicial, evitando el impulso y manteniendo el control en todo momento.

Es fundamental mantener una buena técnica durante todo el ejercicio para evitar lesiones y maximizar los beneficios. Recuerda mantener la espalda recta y los abdominales contraídos para una mayor estabilidad.

Músculos involucrados en elevaciones frontales

Los músculos involucrados en las elevaciones frontales son principalmente el **deltoides anterior** y en menor medida el **deltoides lateral**. Ambos músculos son parte del grupo de los deltoides, situados en la parte superior del hombro.

Además, durante las elevaciones frontales, también se trabajan otros músculos de forma secundaria, como el **músculo trapecio**, específicamente la parte superior, y los **músculos de la porción clavicular del pectoral mayor**. Estos músculos asisten en el movimiento de elevación frontal de brazos, proporcionando estabilidad y soporte.

Es importante realizar las elevaciones frontales con la técnica adecuada para evitar lesiones y maximizar el trabajo en los músculos objetivos. Es recomendable controlar el peso, mantener una buena postura y realizar el movimiento de forma controlada para obtener los mejores resultados en el desarrollo de los deltoides.

Músculos implicados en las elevaciones laterales

Los músculos implicados en las elevaciones laterales son principalmente el **deltoides lateral** y en menor medida otros músculos estabilizadores. A continuación se detallan los músculos implicados en este ejercicio:

Te interesa:   Ejercicio de polea con un brazo: Pulldown con cable.
Músculo Función
Deltoides lateral Principal músculo implicado en las elevaciones laterales, responsable de elevar el brazo hacia los lados.
Deltoides anterior Actúa en sinergia con el deltoides lateral en las elevaciones laterales.
Deltoides posterior Participa en la estabilización de la escápula durante el movimiento.
Trapecio Ayuda en la estabilización de los hombros y la escápula durante el ejercicio.
Supraespinoso e infraespinoso Colaboran en la estabilización del hombro y la escápula.

Es fundamental realizar las elevaciones laterales con una técnica adecuada para trabajar de forma efectiva los músculos implicados y evitar lesiones. ¡Recuerda siempre calentar correctamente antes de realizar este ejercicio para prevenir lesiones musculares!

¡Y recuerda, con este ejercicio tus bíceps van a crecer más rápido que las malas hierbas en primavera! Así que dale caña al cable y presume de brazos de acero. ¡Nos vemos levantando pesas y conquistando el mundo, un brazo a la vez!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *