Por qué me duele el hombro al hacer flexiones

Por qué me duele el hombro al hacer flexiones

Entrenamiento

Descubre en este artículo las posibles razones por las cuales experimentas dolor en el hombro al realizar flexiones, así como consejos para evitarlo y mejorar tu técnica. ¡Recupera la fuerza y continúa con tus entrenamientos de forma segura!

Posibles razones del dolor en el hombro al hacer flexiones

– Malas posturas durante la ejecución de las flexiones.
– Falta de calentamiento previo de los músculos del hombro.
– Sobrecarga o exceso de peso al realizar las flexiones.
– Lesiones previas en el hombro que pueden agravarse con el movimiento de flexión.
– Debilidad en los músculos estabilizadores del hombro.
– Uso de una técnica incorrecta, como arquear la espalda o juntar demasiado los codos al bajar.
– Realizar un número excesivo de repeticiones que sobrecarguen la articulación.
– Falta de flexibilidad en los músculos del hombro y la zona escapular.
– Uso de una superficie inadecuada para apoyar las manos durante las flexiones.
– No permitir un adecuado tiempo de recuperación entre las sesiones de entrenamiento de pecho y hombros.

Qué hacer si sientes dolor en el hombro durante el ejercicio

Qué hacer si sientes dolor en el hombro durante el ejercicio

Si experimentas dolor en el hombro durante tus rutinas de ejercicio, es importante prestar atención a las señales que tu cuerpo te está enviando. Aquí tienes algunas recomendaciones clave:

  • Detén el ejercicio: Si sientes dolor agudo en el hombro, lo mejor es detener inmediatamente el ejercicio que estás realizando para evitar lesiones mayores.
  • Descansa y aplica hielo: Dale tiempo a tu hombro para recuperarse. Aplica hielo envuelto en un paño durante 15-20 minutos varias veces al día para reducir la inflamación.
  • Consulta a un profesional: Si el dolor persiste, es recomendable que busques la opinión de un fisioterapeuta o médico especializado en lesiones deportivas.
  • Modifica tu entrenamiento: Es posible que ciertos ejercicios estén contribuyendo al dolor en el hombro. Revisa tu técnica y considera modificar o eliminar aquellos movimientos que generen molestias.
  • Fortalece los músculos circundantes: Trabajar en el fortalecimiento de los músculos del hombro y la espalda puede ayudar a prevenir lesiones futuras. Ejercicios como las elevaciones laterales, remo con mancuernas y rotadores externos pueden ser beneficiosos.

Recuerda que la salud y el bienestar son fundamentales en cualquier programa de entrenamiento. Escuchar a tu cuerpo y actuar con precaución ante el dolor te ayudará a mantener una rutina de ejercicio segura y efectiva.

Te interesa:   La comunidad fitness de Planet Fitness: personas comprometidas con su salud.

Rehabilitación eficaz para el manguito rotador del hombro

La rehabilitación del manguito rotador del hombro es fundamental para recuperar la fuerza y ​​la funcionalidad de esta importante estructura anatómica. A continuación, se presentan algunos puntos clave a tener en cuenta:

  • Evaluación inicial: Antes de iniciar cualquier programa de rehabilitación, es crucial realizar una evaluación completa para determinar el alcance de la lesión y establecer un plan de tratamiento adecuado.
  • Ejercicios específicos: Los ejercicios de fortalecimiento y estiramiento son esenciales en el proceso de rehabilitación. Es importante trabajar tanto los músculos del manguito rotador como los músculos que estabilizan la escápula.
  • Técnicas de fisioterapia: La fisioterapia puede incluir técnicas como el masaje, la terapia manual y la electroterapia para reducir el dolor y mejorar la movilidad del hombro.
  • Control del dolor e inflamación: En algunos casos, puede ser necesario el uso de modalidades como el hielo, la compresión y la elevación para controlar el dolor y la inflamación en la fase aguda de la lesión.
  • Progresión gradual: Es importante seguir un programa de rehabilitación progresivo, aumentando gradualmente la intensidad y el volumen de los ejercicios a medida que el hombro se fortalece y se recupera.
  • Prevención de futuras lesiones: Una vez completada la rehabilitación, es fundamental seguir un programa de ejercicios de mantenimiento para prevenir futuras lesiones y mantener la salud del hombro a largo plazo.

¡Y recuerda, si tu hombro sigue doliendo, siempre puedes intentar hacer flexiones con un brazo menos! Así solo te dolerá a mitad de precio. ¡Ánimo y a darle caña al entrenamiento!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *